viernes, 13 de junio de 2008


Todas las cosas en las cuales dije que cambie, es mentira, nunca cambie, nadie cambia, solo se reprime eso, se lo esconde bajo siete llaves hasta, que una cerradura falla y todo explota, y los demás, encima, en vez de ayudarte a volver a esconderlo o tratan (inútilmente) de sacarte eso, te dicen: “¿Viste?,te puede, te puede” Si, me puede, pero ayúdenme, ustedes saben que no puedo, que no soy sociable, que no soy perfecta, que tampoco busco la perfección. Ustedes saben como soy, saben que soy celosa y posesiva y calentona. Ayúdenme, si es que ustedes son realmente perfectos como para venir y juzgarme.
Después de esto, cuando te das cuenta de que nadie viene, nadie es tan perfecto y nadie te ayuda, te das cuenta de que siempre vas a ser asi, como una vez fuiste y como nunca vas a dejar de ser.Te das cuenta de que naciste de una manera, y aunque te metan en un molde y te dejen reposar, nunca vas a cambiar. ¿Acaso no es ese uno de los sentidos de la libertad? ¿No es poder expresarse, que cada uno tenga su forma de ser?
Cuando pensas que cambiaste, que lo reprimiste,todo estalla, todo explota,todo vuelve a salir de ese nicho en donde estaba, esos celos esa ira,esa envidia,esas millones de cosas que estaban ahí, salen y hacen quilombo,y te hacen mal y les hace mal a los demás, y después, esas personas que te hacen la cabeza, que intentan de moldearte te dicen que estas loco.¿Loco yo, que seguí tus consejos? Si, loco yo porque te hice caso, porque no quise expresarme, porque no hice lo que sentía, loco yo, por haberme sentenciado quitándome la libertad.

No hay comentarios: