domingo, 2 de noviembre de 2008

Habrá que desenvainar las espadas del texto,Y escribir una canción aunque no haya algún pretexto,y dedicársela al primero que pase caminando,al que se quedó pensando, al que no quiere pensar,al olvido selectivo, a la memoria perdida,a los de los pedazos de vida que no vamos a perder... jamás.

1 comentario:

aguuuuuuuuuuuuuuus dijo...

no firrmen eh,se van todos a cagar