miércoles, 16 de diciembre de 2009

Capitulo seis: Buenos Aires es tuyo,mi amor.

-Neutro-te dije.
-Neutro,¿solo neutro?-contestaste.
- Y si,hubo cosas malas,cosas buenas...
-¿Estar conmigo fue mala?
-Fue la mejor.
-Para mi este año no fue el mejor pero estar con vos lo mejoró.
Asi estabamos,en el colectivo,un martes veintinueve de diciembre,discutiendo sobre que nos había parecido ese año casi acabado.Ibamos rumbo a cualquier lugar de Buenos Aires,cualquier lugar lo suficientemente lejos para que nadie nos juzgue por nuestra relación,para que nadie sepa porque no nos podíamos amar.
Tantas eran las ganas de poder amarnos libremente que la decisión fue tomada a la ligera:
Lunes 28/12 22:45 hs
Iv Dice: y mañana que haces?
Ele: Nada,jajaj vos?
Iv: tampoco...vamos a pasear
Ele: Adonde?
Iv: Adonde no nos conozcan,quiero besarte sin tener que fijarme si alguien nos está viendo.
Ele: Yo también! bueno..vamos
Iv: Okey..te parece capital?
Ele: Donde quieras...
Iv: Como digas,mañana a las 9.30 te paso a buscar.
Ele: Buenisimo...entonces me voy a dormir porque sino mañana no me levantas ni con pala jajja
Iv: Listo! te amo
Ele:Yo más.
Ele cerró sesión.
El martes a las 9.30 estabas en mi casa,siempre tan puntual,eso me encantanba.Te ofrecí una taza de cualquier infusión,aceptaste la de café.Mientras tanto hablabas con mi papá y nos mirabamos complicemente.
Me senté enfrente tuyo,con las manos alrededor de la taza caliente,lo único que podía hacer era mirarte mientras hablabas con mi papá,yo no escuchaba palabras,solo balbuceos,creo que fue por estar tan perdida en vos. Miraba tus ojos,negros e intensos y la forma que tomaban cuando te reías,se achinaban.Miraba tu boca,labios finos y fuertes. Miraba tu pelo negro,corto y desprolijo, lo llevabas así haciendote el rebelde,creyendote liberal.Te miraba,miraba como los escasos rayos de sol iluminaban tu cara y cuerpo a través de la cortina de la ventana,caían sobre tu cuerpo de la misma forma en que lo hace el agua. De pronto,una mano se interpuso en el camino de mis ojos:
'¡Ey!,Ele...'me dijiste. '¿Qué pasa?' contesté. 'Estabas re perdida','Si,lo sé'. Y dibujaste una sonrisa en tu rostro,achinando tus ojos,volviendome loca.
Tomé un sorbo del café,arrancandote de mis pensamientos para no volver a perderme en vos.Ahora escuchaba perfectamente la conversación (Cabe aclarar que era mejor mirarte como boba a escuchar esa estúpida conversación). Hablaban del país,de la economía,de las familias,de año nuevo...de cosas que generalmente me interesaban,no sé realmente que fue lo que me distrajo de participar en ese debate aquella mañana.
Mientras la oscura infusión se desplazaba por mis labios y garganta mi padre dijo: - Y bueno,apuren porque sino se les va a hacer tarde. Decidí ir a terminar de arreglarme y preparar las cosas mientras vos te quedabas hablando. En un momento me desplacé hacía el living para buscar un libro que tenía pensado leer con vos,que se encontraba sobre la estantería,me fue imposible evitar escuchar la conversación que estabas teniendo con mi papá.Él dijo algo como:-Pero si salis con ella cuidala,es sensible... a mi no me jode en lo más mínimo,es más prefiero que esté con vos,que te quiero,ella te quiere,a que esté con cualquiera. El tema es como se lo va a tomar tu madre que es más conservadora...
Vos contestaste: - Pero no pasa nada entre nosotros,ella es como mi mejor amiga,asi como lo fue desde chicos.
Mi padre acotó:- ¿Te pensas que yo nunca estuve enamorado,que no me doy cuenta de como la miras,de como ella te mira? Seré un viejo boludo,pero algunas cosas de la vida sé.
Después de escuchar esa frase decidí apurarme para sacarte de esas intimidaciones, cuando ya estuve lista te agarré de la mano y le dí un beso a mi papá,esos besos que le daba desde que tenía tres años y que nunca los iba a cambiar por nada.Lo saludaste y mientras nos íbamos te dijo: -Ivan,pensa en lo que te dije. Y nos vió,vió como nos alejabamos bajo la lluvia de rayos de sol lentamente.
-¿Qué te dijo mi papá? te pregunté,haciendome la boba.Luego me arrepentí y aclaré:- Porque algo escuche...
-Me parece que sabe todo... me dijo que no le jodía que estemos juntos,que nos iba a ayudar... en fin,trató de hacerme confesar,pero creo que es mejor que lo sepa,el ya es como otro papá para mi también.
-Que sé yo,tenes razón,yo siempre le conté todo a él,sabe lo que me pasa con solo mirarme,no creo que esto se le haya escapado.
Y cambiamos de tema,hasta que llegó el colectivo. Olivos-La Boca rezaba. Subimos y buscamos un asiento...al fin estabamos rumbo al fin del mundo,a cualquier lugar lejos de la realidad prohibida.
No pasaron muchos minutos hasta que comenzamos a hablar, creo que la gente del colectivo nos debía odiar,no nos callamos ni un minuto. Recuerdo que me preguntaste: -¿Y que te pareció este año?
-Neutro-te dije.
-Neutro,¿solo neutro?-contestaste.
- Y si,hubo cosas malas,cosas buenas...
-¿Estar conmigo fue mala?
-Fue la mejor.
-Para mi este año no fue el mejor pero estar con vos lo mejoró.
Te besé,eras muy tierno, y luego me abrazaste pasando tu brazo alrededor de mi espalda,yo apoyé mi cabeza en tu hombro y saque el libro que antes había buscado "El Alquimista" dijiste. 'Si',contesté,¿Querés leer? te dije. 'No me gusta leer' contestaste. 'No lo puedo creer,es una pena que alguien tan lindo no tenga cerebro' te dije,a tono de broma. '¡Sos malvada eh!' me dijiste.
-¿Nunca pensaste en escribir?-pregunte
-¿Yo? jajajaja.
-Si,dale..probá
-No sé que queres que te diga
-Y,dictame algo..no sé,imaginá,creá...
-Okey,probemos-dijiste,y respiraste hondo. -La noche estaba calurosa,el cielo volvió a ser negro después de los fuegos artificiales que lo habían iluminado.
-Está bueno eso.-dije,interrumpiendote.
-Los ojos de mi amada me decían todo lo que necesitaba,recuerdo que eran verdes,y contrastaban con su pelo negro como la noche.
-Pará,pará... yo no tengo ni ojos verdes ni soy morocha.
-¿Quién dijo que eras vos mi amada?
-...
-Era joda, pero bueno,¿Querés que toda la gente del colectivo sepan todo lo lindo de vos?¿Y si se enamoran de vos? ¿Voy a tener que empezar a las piñas?
-Jaja...-Y sonreí.-Seguí-te dije.
-Acaricié su cabello suavemente.Ella me regaló una sonrisa,y supe que todo estaba bien.A pesar de que ambos nos estabamos ahogando en problemas una pequeña sonrisa sin compromiso nos ayudaba a flotar. Mi mano estaba sobre su mejilla, recogiendo las lágrimas que caían de sus ojos,aquel agua salada brillaba durante su corta vida desde su lagrimal hasta mi pulgar,me hacía cosquillas cuando me rozaba y moría,uniéndose a las demás,aplastándose,creando un pequeño mar.- Te quedaste en silencio unos segundos,mirandome,como fascinada te miraba a los ojos.
-Es hermoso.-te dije.
-Bueno tampoco para tanto-dijiste.
-Tomá,tenés que escribir más seguido.Te lo digo enserio.-Y te entregué un pequeño anotador y una birome.
Me besaste y luego me dijiste:- Bueno,pensandolo bien,tal vez pueda leer ese libro. Y lo leimos juntos,tal como quería hasta llegar a destino.
Te hice bajar en plaza Italia,donde tuviste que esperarme cuarenta minutos comprando libros,también te regalé algunos a vos,sabía cuales te iban a encantar. Almorzamos y luego me obligaste a acompañarte a donde vos querías ir,era lo mínimo que podía hacer después de todo lo que me esperaste,pero debo confesar que me aterraba la idea de no saber adonde me estabas llevando.Cada vez que preguntaba sonreias y me besabas.
Bajamos en los Bosques de Palermo. '¿Tanto lio por venir acá?' te pregunté. 'Jaja,si,me encanta crearte incertidumbre'.
Nunca había sentido nada por ese lugar,pero desde aquel 29 de diciembre pasó a ser uno de mis mejores recuerdos.
Estuvimos varias horas,estabamos en el paraíso,eramos dos desconocidos que podían estar juntos sin problema,sin pensar si alguien nos estaba viendo o no. El reloj se detenía entre cada beso,entre cada abrazo o mirada.
En un momento me tomaste de la mano. 'Vení conmigo'-me dijiste. Yo confié plenamente en vos,por lo cual agarré fuerte tu mano y te seguí. Nos sentamos en un lugar apartado,casi solitario a la orilla de un lago. El sol se reflejaba en el agua y varios árboles nos daban sombra,creando un ambiente fresco. Apoyé mi cabeza en tu hombro mirando el agua. Luego me pediste que la retirara,lo hice y tomaste fuerte mi mano. Me dijiste(Lo que estoy a punto de escribir es tal como lo recuerdo) :- Hace dos meses que estamos juntos¿No?
-Si-Conteste.
-¿Y sabés que te amo?
-También lo sé.Yo te amo más.
-A pesar de tener que ocultarnos,yo sé que esto que te voy a pedir lo vamos a poder lograr,porque yo estoy más que dispuesto a hacer cualquier cosa por tu amor. Sabes también que le tengo algo de miedo al compromiso,asi que te pido perdón si no cumplo bien con mi papel.
Elena...¿Querés ser mi novia,es decir,no salir sino novia..novia?
-Jajaja,Claro que si. Y te besé.
Nos besamos un largo rato,hasta que me dijiste:- Sos como una droga para mí.No sé si vos o tus besos,pero alguno de los dos me vuelve frenético,loco y me mata si no los tengo.
-Yo,te juro que siento lo mismo. Puede sonar estupido cuando lo explico, es que es inexplicable,es una sensación única la que me recorre el cuerpo cuando te beso o cuando estoy con vos. Somos adictos el uno al otro.
-Tal vez somos como Sid y Nancy -me dijiste.
-Bueno,tu pelo se parece al de Sid Vicious,aunque yo no me parezco mucho a Nancy-te dije, acariciando tu cabello.
-No te pareces en nada,vos sos la más linda de todas.
Nos besamos,y asi,permanecimos por media hora.
Luego me acompañaste a mi casa,el viaje de vuelta me quedé dormida entre tus brazos,mientras vos leías el libro al que antes te habías negado. Llegamos y te despediste,era muy tarde como para que te quedes. Me abrazaste y por lo bajo me dijiste:- Te amo Nancy.
Yo besé tu mejilla y respondí:-Y yo a vos,Sid.

3 comentarios:

Ela dijo...

wow! tendre que ponerme al corriente con tu blog =)
besos

¿Lesbiana? dijo...

A mi me gusta la pareja Jack y Sally. Sid y Nancy terminan demasiado mal :(

ensalada Rusa dijo...

es una de las historias mas tiernas que lei (: En serio, les deseo la mejor de las suertes a ustedes dos, porque se aman aún con todo lo malo encima. Eso es amor !