jueves, 22 de julio de 2010

Una razón.


Un par de borcegos gastados y rotos que permiten que por la suela entre el agua de los charcos de lluvia, juguetona,escurridiza entre mis dedos.Mientras que la planta del pie pide por favor que no los use más pues tiene frio y los dedos,aunque disfrutan que el agua juegue con ellos apoyan la idea de la planta del pie,entumeciéndose.
Desato los cordones, acariciándolos como si fueran las cuerdas de un arpa y retiro el zapato,lo observo,mojado,roto y gastado. Miro la media colorida,dando alegría a aquella horrible mañana de invierno y luego la quito de mi pie,que me agradece moviendo los dedos ¿O lo hace porque esos estaban entumecidos? Ah,que importa,ahora están calientes,en una media nueva,abrigadora. Les gusta danzar lentamente en la calidez de la lana.
Y a mi me gusta imaginarme que sienten,que piensan,que actuan,como si tuvieran vida propia,me gusta darle vida a las cosas y contar su historia,sino,¿Para que elegí escribir?

4 comentarios:

Cande* dijo...

que lindo agus ! de eso se trata... de escribir sobre tu mundo y el que te imaginás, sobre la realidad y lo que nos gustaria
¿Cómo pude olvidármelo?

te amo:)

¿Lesbiana? dijo...

Para mi los objetos también piensan y sienten. Cuando me choco, por ejemplo, una mesa (que pasa seguido), le pido perdón, y a veces alguien lo toma como suyo (por ejemplo, el dueño de la mesa) y le digo "no, era para la mesa".

nicovi dijo...

Me gustó el final, sino ¿para qué elegí escribir? Creo que es importante imaginar cómo sería si las cosas tuvieran vida.

Me gustó lo que escribiste!

Saludos

Nicovi

nicovi dijo...

Te agregué en mi lista de blogs! así que ahora me voy a enterar cuando escribas algo, y te voy a leer más seguido!

Saludos.

Nicovi.