jueves, 2 de septiembre de 2010

A veces me pregunto porque la gente corre.
Hoy vi correr una y otra vez a la gente bajo la lluvia,no quería mojarse,y yo me pregunto ¿Por qué el mundo siempre está tan apurado? El mundo corre hacia ninguna parte siempre en contra del reloj.
Ellos no saben que en la vida cotidiana se esconde la mayor de las bellezas,no lo saben porque no quieren ver,porque siempre están corriendo,con la mirada fija en su camino y no en lo que los rodea.
Hoy no quise ser como ellos,como las gente,como el mundo. Me paré rodeada del gris pavimento y cubierta del emplomado cielo,que lloraba como algún tiempo atras.
La gente seguía corriendo y me empujaba para que los imite,pero no lo hice,disfruté de cada gota que rodeaba mi cuerpo y lavaba mi cara como si fuera la ultima.
Porque,después de todo,la vida se trata de disfrutar los pequeños momentos,esos que solo nosotros podemos ver.

1 comentario:

nicovi dijo...

La gente se apura y cada vez llega más tarde... la gente corre y no sabe porqué corre.

Pero estamos los que no corremos, por ahí éramos dos bajo de la lluvia...

Saludos

Nicovi