martes, 14 de diciembre de 2010

Una botellita tapada.

Miro la luna, y las estrellas desde mi ventana. Y mirando al cielo me pregunto, me pregunto que sería hoy de mi, de vos, de nosotros...que sería, que será o que hubiera sido si...
Pero no, nada de eso pasó y es en vano este torbellino de remordimiento y dudas existenciales. Acá ya no existe el condicional, solo vivimos en presente y viviremos en futuro...¿Perfecto?.
No pienses que no sé escribir desde una hoja nueva, pero a veces me gusta volver atras e inventar otros finales...Un final que no termine en esa noche de primavera, o, mejor dicho, que comience en esa noche de primavera, y siga en las mañanas diferentes a las vividas.
No sirve pensar en el "que hubiera sido si..." porque miles de cosas podrían haber sido, pero solo una fue, y no me arrepiento de eso, pero tan solo quisiera saber.... Es esa duda, ¿Entendés? Ese misterio que me atrajo desde que chocamos por primera vez, y que me llevó hasta vos, y me lleva hasta el día de hoy.
Pero sé que pronto la mañana llegará, y esta noche de recuerdos no será más que uno de ellos: el recuerdo de una noche en la que recordé. Te recordé a vos, como espero que vos me recuerdes a mi: Con la duda, solo con el misterio... y tal vez solo por eso jugamos así, acercandonos de tal manera que nunca nos podamos vernos del todo.

1 comentario:

Atenea dijo...

Lindo.
Es cuandonosponemosboludas.com, che, después me criticas a mí no eh?
Te quiero locamente compañera Agustina.
Un abrazo fuerte, peronista e kirchnerista!!!