sábado, 2 de abril de 2011

Siete de Abril

Poco a poco te fuiste
quedando callada
tu boca sin palabras,
para siempre cerrada.
Y ahora, ¿Qué es de ti?
ya no queda nada
espero conserves tu alma
para que yo
al despertar cada mañana
te sienta conmigo
a pesar de la eterna distancia.

3 comentarios:

Tavo dijo...

Muy buena letra para referirse a un tema tan intrigante y misterioso. Te felicito por el escrito. Saludos

Anónimo dijo...

la eterna distancia.. la muerte?

Agus dijo...

Tavo: Muchas Gracias! Tu comentario vale mucho :)
Anónimo/Francisco? : si, la ¿Eterna? distancia es la muerte.. No es eterna me parece...