viernes, 27 de mayo de 2011

Ausencia

Que se yo. Esa cosa a veces tan estupidamente necesaria de sentir tu piel y la mía rozándose. Y ahora la habitación está fría y una vela no alcanza para matar toda ésta humedad. Mi cabello está alborotado. Tengo frío y tu sweater ya no abriga. Que cosa estúpida quererte a mi lado. Ese problema de tus razones y mis sentimientos, mi falta de coherencia y tu falta de tacto para ciertos temas, mis temores entre palomas y hamacas, los gritos de niños católicos y tus razones ateas.
Que se yo. No se compensa el vacío con un par de imágenes, de sensaciones. El frío me abraza los tobillos y me arrastra hasta su imperio de cristal. No pueden salvarme manos aferradas entre el ir y venir de la gente por la avenida. Nada puede salvarme si ya me entregué a ésta humedad que mata.

3 comentarios:

Atenea dijo...

déjame déjame que te toque la piel aaaaaauhhhh auuuh

te musicalizo el momento
estoy tan feliz, sonrío jajajaja te quiero te quierooooooooooooo

Jr. dijo...

Está muy bueno che

mai dijo...

me encantó :) y no hay mucho más que decir dsp de eso ...

(me quedé saboreándolo un momento , dejando que las palabras terminen de decantar en mí)...


saludos y buen finde !