martes, 29 de enero de 2013

Qué tristeza no poder estrenar sábanas con vos, o que tu cuerpo no me abrigue en esta extraña fría noche de verano. Lo único que pido es dormir con vos. Tener  tus manos entre las mías...y besarlas.
Pensar que uno pide, exige, desea tantas cosas innecesarias durante el día, y a la noche todo se reduce a tu presencia, que al fin y al cabo es lo único que importa.
 Hago lo que sea mientras sea con vos.
Y ahora anhelo que vos seas, que vos existas en esta cama y yo poder recorrerte con mis manos, con mis labios, con mi lengua y abrazarte hasta perdernos en las nubes de los sueños. Y a pesar de que no estés acá, cada una de mis noches te pertenece porque te busco en sueños esperando encontrarte al despertar.

1 comentario:

Atenea dijo...

Sos hermosa Agus y sólo es necesario leerte un poquito para saberlo. Te quiero (y no es un te quiero barato, es un te quiero de noche, uno que sale así que es simple y resuena mucho cuando lo pienso). Te quiero.